Imagen de marca: definición y puntos clave

  • Imagen de marca: ¿Qué es?

¿Qué es la imagen de marca?

La imagen de una marca está compuesta por diversos elementos, tanto tangibles como intangibles, que identifica el consumidor como propios de esta. Entre ellos, los colores, el logo, los valores, web corporativa, los trabajadores o el trato directo al cliente en caso de haberlo, entre muchos otros.

¿Por qué es importante la imagen de marca?

El objetivo principal de la imagen de marca, desde el punto de vista del marketing digital, es conseguir que la marca destaque por encima de las demás en el mercado. Además, adjuntar a tu marca unos atributos y valores ayudará al cliente objetivo a empatizar y facilitará la fidelización de estos. De lo contrario, podrías estar perdiendo oportunidades de venta de un producto o servicio.

Hay que tener en cuenta que la imagen de marca se construye en un medio/largo plazo. En este tiempo el cliente tiene ocasión de ir entrando en contacto con todas las partes que conforman la imagen de marca, colores, logo, slogan, políticas de atención al cliente, políticas relacionadas con RSC, etc. Si en la comunicación de la marca no se siguen guidelines de la imagen que se quiere obtener, el cliente igualmente se formará su propia opinión, aunque posiblemente no será la que nosotros buscamos. Por este motivo, las redes sociales, al tratarse de un canal de comunicación directo con el cliente, son ideales para transmitir la esencia y el tono que deseamos.

¿Cuáles son los elementos más importantes para crear una buena imagen de marca?

Identifica a tu público:

La manera más efectiva de realizar una imagen de marca coherente es construirla en torno a tu público objetivo. Por ejemplo, sería bastante extraño que la lata de cocacola fuese de tonos verdes, ya que este color se asocia a la vida healthy y seguramente ese no es su público objetivo. Eso no significa que un porcentaje de sus ventas sean cortas ocasionales de este tipo de buyer persona.

Descubre tu propuesta de valor:

Identificar o marcar una propuesta de valor clara puede marcar la diferencia entre tu marca y la competencia. Otro ejemplo muy evidente: McDonalds, competencia directa de BurgerKing, ha sabido enfocarse a su público objetivo y ha tratado de ser coherente con este, entorno familiar, actividades para niños, fiestas de cumpleaños, etc. Mientras que si nos fijamos en el público que frecuenta BurgerKing es más adolescente y el tono comunicacional más gamberro lo justifica claramente. Cada uno de ellos escogió una propuesta de valor enfocada a sus buyer persona objetivos y he ahí la diferenciación entre dos competidores directos.

Acorde con lo anterior define la misión y los valores de tu marca

Define una misión y valores de marca basándote en tu público objetivo y en tu valor añadido. Esto te permitirá ser coherente y fijar un tono comunicativo concreto.

¿No se te ocurre cómo puedes hacerlo? No es tan difícil como parece, imagina que tu empresa se convierte en una persona, ¿Cómo sería? Ese es un punto de partida importante de donde sacaras infinidad de características asociadas a valores concretos. Después piensa si estos valores se ajustan a la empresa que quieres que sea en un futuro, a tu público y a tu propuesta de valor añadido.

Comunica estos valores de manera coherente

Cíñete a todo lo anterior, no tiene sentido que tus valores estén basados en la protección del medio ambiente y el packaging de tus productos sea de plástico o materiales muy procesados que han necesitado tratamientos químicos muy contaminantes. El consumidor se sentirá engañado porque recibirá mensajes contradictorios.

En resumen, fija unas bases y construye todos los elementos de tu compañía alrededor de estas. Suena muy sencillo, pero es muy fácil cometer errores, especialmente si intentamos construir una marca sobre valores falsos. Tal es el caso de Volkswagen, ¿Recordáis el gran escándalo de dieselgate y las pérdidas millonarias en sanciones?

Finalmente, lo más importante es que los valores sean coherentes en todos los canales donde tengamos presencia, de manera que los clientes perciban el mismo mensaje sin importar el punto de contacto en el que interactúen con la marca.

 

Si necesitas más información sobre estrategias basadas en la imagen de marca o te ha surgido alguna duda mientras leías este post no dudes en contactarnos.

Utilizamos cookies analíticas de terceros que permiten elaborar información estadística sobre distintos aspectos de la actividad de los visitantes de esta página web. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información consultando nuestra Política de Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies