El keyword research es el primer paso de todo proyecto que quiera ganar visibilidad en Google, es la base de cualquier estrategia SEO y SEM,  y determinará el éxito de las campañas de marketing digital que quieras realizar.

Si es la primera vez que vas a hacer un keyword research, es probable que no sepas ni por dónde empezar, pero no te preocupes ¡has llegado al lugar indicado! En este artículo queremos ayudarte a que consigas estudios de palabras clave efectivos que te ayuden a lograr tus objetivos. ¡Y todo ello sin morir en el intento!

Cómo hacer un buen keyword research

He aquí cómo iniciar el análisis paso por paso:

  1. Localiza las palabras que definen tu negocio y tu actividad: Ponle sentido común al asunto y no le busques tres pies al gato. Empieza por palabras clave relacionadas con tu negocio, tus servicios y tu geolocalización. También pregúntate, o pregunta a tus empleados, qué dudas o consultas suelen hacer los clientes y qué servicios piden más. Todo ello será tu punto de partida.
  2. Analiza tu competencia: puedes hacerlo de manera intuitiva leyendo las páginas web tus competidores, los servicios que ofrecen y las palabras que usan, o hacerlo a través de Semrush – si tienes presupuesto-. Una vez que tengas este listado de palabras clave, puede que te des cuenta que estás haciendo algo mal o que hay algún aspecto que tus competidores cubren y tú no. No debes descartar al 100% las palabras clave más genéricas, pero apuesta más por las keywords long tail (más adelante ampliamos este punto).
  3. Amplía tu lista: para ampliar el listado inicial existen herramientas muy útiles que te ayudarán a encontrar aquellas palabras –y oportunidades de negocio– que se te pueden estar escapando.

¿Cómo ampliar tu lista de palabras clave?

Encuentra las palabras clave apropiadas para tu negocio con unas horas de trabajo y las siguientes herramientas:

  • Google: las sugerencias de búsqueda de google te ayudarán a buscar long tails donde te podrás posicionar de forma más fácil. Esa sugerencia la realiza Google según las búsquedas más populares  que recibe, por lo cual son muy cualificadas.
  • Google Keyword Planner: Esta herramienta forma parte de Google Ads y está pensada para ayudar a los usuarios a crear las campañas de Google, pero con el tiempo su función ha ido más allá. Es la fuente más fiable en cuestión de volúmenes de búsqueda.
  • Übbersugest: es una herramienta muy sencilla, de acceso libre – no necesitas crearte una cuenta- que tiene una función parecida a Google Keyword Planner, con la diferencia de que esta prioriza las sugerencias de cara a las long tail.
  • Google Trends: Esta herramienta es muy útil para comparar distintas palabras clave, te facilita información sobre el volumen de búsquedas mes a mes indicando cuáles serán las tendencias.

Tipos de keywords

Cuando hablamos de palabras clave genéricas o body keywords, nos referimos a aquella que están compuestas por dos o tres palabras y que tienen volúmenes de búsqueda bastante altos, o dicho de otra manera, aquellas que son menos específicas.

Por otro lado, las keywords long tail son aquellas palabras clave que responden a frases naturales. Por ejemplo, preguntas como “dónde ver moto gp 2019”, son búsquedas reales y frecuentes en Google.

Si las comparamos, las keywords long tails al ser mucho más específicas que las genéricas, tienen un volumen de búsquedas menor. Siguiendo con el ejemplo anterior, “moto gp” tiene más volumen de búsquedas que la long tail “donde ver moto gp 2019”, pero la conversión para esta última por lo general será superior, ya que responde a una problemática/pregunta concreta.

¿Cómo escoger las mejores keywords?

Escoger una u otra keyword para el posicionamiento de tus productos/servicios no es una ciencia totalmente exacta, pero con el estudio anterior tendremos el material y la información suficiente para tomar esta decisión con fundamentos.

De la lista que has desarrollado hasta este punto, divide las keywords en las áreas necesarias o verticales. Por ejemplo, si hablamos de marketing online, podríamos realizar distintos verticales de contenido y keywords: “posicionamiento SEO”, “campañas SEM” y “redes sociales”.

El siguiente paso es ordenar las palabras claves por volumen de búsquedas, es decir, escoger las que nos pueden traer más visitas a nuestra página web. En algunas ocasiones es recomendable incluir en nuestro listado final palabras claves con un menor volumen de búsquedas, ya que al ser menos competidas, podremos  posicionarlas más rápidamente y empezaremos a generar tráfico antes a nuestra web.

Debemos recalcar que todo este proceso y la elección de las palabras claves están estrechamente relacionados con los objetivos de cada negocio.

¡Listo! Ya tienes las palabras clave para empezar a trabajar en el posicionamiento web de tu página. ¡El trabajo empieza aquí! Y si ves que se te viene el mundo encima, no te preocupes, siempre puedes contactar con profesionales de confianza para alcanzar tus objetivos.