Estas 7 características en un diseño web hacen que los usuarios y futuros clientes salgan por patas de tu sitio y no logres tu objetivo, sea cual sea.

Ya no tienes excusa porque aquí te explico cuáles son y cómo evitarlos.

Texto en gris claro sobre fondo blanco

Como siempre nos movemos por las modas en diseño web, esta es (o fue) una de ellas: el uso de texto gris claro sobre un fondo blanco, incluso a veces se combina con un tipo de letra pequeño, lo que hace que sea incómoda de leer incluso para las personas con buena vista, y totalmente inaccesible para las personas con cualquier nivel de discapacidad visual.

texto gris sobre fondo blanco

La idea del diseñador detrás del texto gris en vez del negro, es que demasiado contraste de color puede causar estrés y cansancio visual. Esto es verdad, pero es importante asegurarse de que estás logrando el equilibrio correcto entre el ataque visual de texto en blanco y negro contra el texto que se desvanece casi.

Lo primero que debes saber es que las Pautas de Accesibilidad del W3C establecen que necesitas un contraste mínimo de 4.5: 1 para la mayoría de los textos.

Con WebAIM puedes asegurarte de tus contrastes de colores.

Modals o ventanas emergentes

Los modals son una experiencia de usuario horrorosa que se ha apoderado de la web en los últimos años.

Es particularmente incómodo en dispositivos móviles (que es por donde probablemente la mayoría de tus clientes naveguen), y puede hacer que la experiencia en tu sitio sea extremadamente frustrante.

En la web de Modalz Modalz Modalz encontrarás consejos sobre opciones alternativas para esos momentos en los que el impulso de usar un modal ataca.

modals uso

Imágenes no optimizadas

Las imágenes grandes son una de las principales fuentes de peso innecesario en tu web, y optimizarlas es una de las cosas más fáciles que puedes hacer para mejorar el rendimiento de su sitio.

Yo suelo utilizar Compressor.io

fat image

¡No priorizar el rendimiento o performance tu web!

Las estadísticas sobre este punto varían, pero el panorama general es que si tu web tarda más de unos pocos segundos en cargarse, la gente se irá rápidamente y sin pensárselo.

Está comprobado que la mayoría de las personas optarán por navegar por webs más rápidas independientemente de su contenido, antes que seguir en tu web lenta aunque obtenga toda la info que querían. Y, por supuesto, esta intolerancia a la lentitud tiene un impacto masivo en tus conversiones, ¡estás perdiendo clientes!

Un estudio confirma que la desaceleración del tiempo de carga de 2.4 a 3.3 segundos puede hacer que pierdas un cuarto de sus conversiones y eso es mucho…sea cuál sea el volumen de tu negocio.

Está claro que la velocidad debe ser una prioridad máxima si quieres crear una buena experiencia de usuario y maximizar tu tasa de conversión.

Aquí algunos recursos para ayudarte:

En Perf.email Información muy útil sobre herramientas de rendimiento web.

¡La calculadora Performace Budget es buenísima! Te calcula el peso óptimo de tus recursos para la velocidad de carga que quieras obtener según el tipo de conexión.

GTmetrix nos dice la velocidad del performance y los puntos críticos a mejorar y cómo hacerlo.

Usar un framework que no necesitas

¿Para qué taaaaaaanto código que no vas a usar?!!

Si has dedicado tiempo para aprender un framework grande, puede ser tentador usarlo para todos tus proyectos, pero colocar resmas de código repetitivo e introducir tecnología compleja y un montón de dependencias en un sitio simple que no lo necesita por lo general no es una buena práctica.

¿Por qué inflar las cosas cuando un sitio estático sería más rápido y ligero…? Es algo que aún no lo logro entender 🤔

A veces, escribir cosas desde cero puede ser la decisión correcta, incluso para proyectos más complejos, ya que te da más control y termina con una base de código más ágil y con menos dependencias.

Texto de cuerpo pequeñito

Hay muchas razones por las que tendemos a diseñar con un texto más pequeño: intentar que quepa mucho contenido en la primera pantalla de una página; una percepción mental de que un texto más grande parece menos sofisticado y elegante, etc.

El tamaño de fuente ideal para tu sitio web es probablemente es más grande de lo que crees. En este artículo de Christan Miller de Marvel, te explica a fondo los beneficios de usar cuerpo de texto más grande.

No priorizar a tu usuario y cliente potencial

Una manera segura de hacer que una web fracase es priorizar lo que tu quieres decir sobre lo que un usuario quiere saber.  Quizás el usuario no quiere ver el mapa de Google en la home, ni le interesa cuándo se fundó tu empresa, ni ver una serie de fotos de tus oficinas, etc. Debemos tener siempre en mente cuáles son las necesidades del usuario  para poder captar su atención en primer lugar, y que luego nos considere como una posible solución a su pain.

Como ves, conocer muy, pero muy bien a tu usuario, es clave. Si quieres saber más sobre este tema, puedes leer nuestro post sobre el buyer persona.

Si quieres ayuda con tu web, contacta con nuestra agencia de diseño web y marketing digital. ¡Estaremos encantados de escuchar sobre tu proyecto!