El Social Selling existe desde hace ya varios años. Sin embargo, muchas personas y empresas aún no conocen cómo funciona o no tienen claro todos los beneficios que el Social Selling puede aportar a sus negocios. Hemos preparado este artículo para ayudarte a tener una idea más clara de cómo tu empresa puede vender más implementando una estrategia de Social Selling.

¿Qué es el Social Selling?

El Social Selling consiste en aprovechar las redes sociales para conectar con tus consumidores potenciales, estableciendo relaciones de confianza, respondiendo a las preguntas de los usuarios y ofreciéndoles un servicio diferenciado -es decir, mejorando tu imagen de marca– hasta que estos estén listos para comprar y aún después de que lo hayan hecho.

El Social Selling ya está presente en diferentes sectores – incluso en el ámbito B2B – dada su efectividad en conseguir mejores resultados de ventas si es correctamente implementado.

¿Por qué hacer Social Selling?

Hoy en día tus clientes potenciales pasan varias horas al día en las redes sociales, lo que las convierte en un canal muy efectivo para impactarles de forma directa sin ser invasivos. Una estrategia de Social Selling implementada correctamente aporta valor a los usuarios, convirtiéndoles en compradores e incluso en embajadores de nuestra marca.

Si tu departamento comercial o de marketing no está sacando provecho del Social Selling, está dejando sobre la mesa una cantidad potencialmente enorme de negocio sin explotar.

Beneficios del Social Selling

El Social Selling se trata de alimentar las relaciones con los clientes existentes o los potenciales. Es tener conexiones reales con las personas, conocer sus necesidades y ganar su confianza.

La gran promesa del Social Selling son más ventas y más efectivas. Hay multitud de estudios sobre los beneficios del Social Selling y las razones para iniciar esta estrategia son muchas, pero aquí están algunos de los puntos más convincentes que pueden validar su efectividad.

  1. Crea relaciones de confianza con tus clientes potenciales.
  2. Acorta el ciclo de ventas, cierra el trato más rápido.
  3. Crea una reputación online de tu marca y refuerza su impacto.
  4. Diferénciate de tus competidores.
  5. Consigue nuevas oportunidades de venta.

¿Cuáles son los pasos para hacer Social Selling?

El primer paso es crear tus cuentas o perfiles en las redes sociales donde te propongas tener presencia. Esto se va a determinar según quien sea tu Buyer Persona.

Una vez que tengas una cuenta, es hora de optimizar tu perfil. Explica quién eres y por qué deben conectar contigo: comunica tu USP (Unique Selling Proposition o Propuesta de Valor Única). Utiliza hashtags, facilita las maneras de contactarte desde las redes sociales, utiliza el espacio de las fotos de perfil para identificar a tu empresa y presentar una imagen unificada.

Interactúa con los usuarios. Para convertirte en un asesor de confianza, debes hacer publicaciones que despierten interés:  material educativo o de valor para el sector, últimas novedades, noticias. Cuando hables de ti mismo, enfócate en cómo tus productos o servicios pueden ayudar a resolver los problemas de tu público objetivo y aléjate de los discursos de venta cansinos.

Si todo lo que haces es hablar de tus productos o servicios,  los usuarios van a considerarte spam y conseguirás todo lo contrario de lo que una estrategia de Social Selling persigue. En su lugar, busca establecer una relación con ellos “comentando, dando likes y compartiendo” sus mensajes, además de publicar otros contenidos de valor.

Si tienes consultas sobre la mejor estrategia de Social Selling para vender más, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. ¡Estaremos encantados de atenderte!